Seleccionar página

Papas marinadas con tomate

Receta tradicional de nuestra gastronomía española.

El pimentón de la vera es una especia que siempre ha estado presente en los hogares de toda España. ¿Quién no recuerda los olores de las recetas tradicionales en su infancia? Legumbres, arroces, pescados, etc han sido los platos estrella de la gastronomía española más arraigada. Pero el pimentón de la vera ha madurado, y nos gustaría enseñaros cómo usarlo en otras combinaciones. Ponte tu delantal, toma las riendas de la hornilla y elige la variedad de “La Dalia” que necesitas porque vas a sorprender a tus comensales con nuestras propuestas.

Ingredientes:

  • 4 patatas rojas
  • 1 cebolla fresca grande
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 lata grande de tomate natural pelado
  • 1 tarrina de queso fresco tipo “burgos”
  • Pimentón de la Vera Dulce “La Dalia”
  • Comino Molido
  • Pimienta Negra
  • Sal al gusto

Pasos a seguir

  • Cortar las patatas en gajos, ponerlas en una olla de agua y llevarlas a ebullición. Cocerlas por 20 minutos, o hasta que estén tiernas.
  • Freír la cebolla; para ello cortarla en tiras finas, poner el aceite en la sartén y pocharla a fuego medio.
  • Una vez frita, añadimos el tomate natural y dejamos sofreír hasta que el jugo del tomate haya mermado un 80%.
  • Añadimos la sal, el comino, el pimentón de la vera dulce “La Dalia” y la pimienta negra.
  • Añadimos las patatas ya cocidas y dejamos a fuego medio 5 minutos.
  • Desmenuzamos el queso fresco y lo añadimos al conjunto.
  • Freímos 5 minutos más. Remover de vez en cuando.
  • Al servir, “espolvorear” con el resto del queso fresco por encima. Podemos servirlo junto a unos tomates cherry y albahaca.

TRUCOS PARA ESTA RECETA TRADICIONAL

  • La receta también puede ser elaborada con tomates naturales frescos. Si decides usarlos, añade una cucharadita de azúcar para aliviar la acidez del tomate.
  • También puedes usar Pimentón de la Vera Picante “La Dalia” para esta receta. Si decides darle este toque, recuerda añadir azúcar hasta que la acidez del tomate se rebaje al gusto y contrarreste el pique típico del pimentón de la vera picante.
Share This
UA-50941410-1